miércoles, 16 de febrero de 2011

Cuales son los factores que intervienen en el proceso de envejecimiento de la piel?

Naturalmente la edad (factor biológico) es uno de ellos, sin embargo no es el único ni el más importante, los factores ambientales como la la luz del sol, el clima, el contacto con solventes y detergentes, el aire seco de los sistemas de calefacción, por mencionar algunos, son los que se encargan de determinar los defectos en la firmeza, elasticidad y capacidad de regeneración epidérmica. En las zonas de piel que no están expuestas a la luz este daño se refleja una vez que la persona ha llegado a una edad madura, sin embargo, en las zonas de la piel que si están expuestas a la luz solar, el daño se nota a edades muy tempranas. Las zonas del cuerpo que generalmente están más expuestas al sol son la cara, las manos, el cuello y el área del escote, es en éstas en que el envejecimiento cutáneo es más evidente.
En la dermis y en la hipodermis es en la zona en que se producen las afecciones estructurales que definen el proceso biológico del deterioro en la piel, tales como la falta de firmeza, descolgamiento, palidez, etcétera.  Al paso de los años, el metabolísmo de las células dérmicas disminuye su ritmo; esto resulta en que la velocidad para sintetizar el colágeno se vea mermada afectando directamente en la firmeza y elasticidad de la piel.
Las medidas dermocosméticas destinadas a cuidar  este tipo de piel están encaminadas, principalemente, a cubrir las necesidades de las tres capas cutáneas: epidermis, dermis, hipodermis.  Evitan la sequedad de la piel y estimulan el proceso de renovación celular mediante el aumento de la función barrera y   consolidan las funciones estructurales y nutritivas de la dermis.
Envejecimiento Endógeno de la Piel
Son factores endógenos de envejecimiento aquellos que no estan dirigidos desde el exterior, como el proceso involutivo biológico general. Estos factores son el debilitamiento de la capa de regeneración celular, decremento en la actuvidad de las glándulas sebáceas y sudoríparas, reducción de la producción de estrógenos.
Este tipo de envejecimiento está determinado genéticamente, genera cambios en la estructura y aspecto de la piel que provocan el trastorno de sus funciones.
Envejecimiento Exógeno Cutáneo
Son los factores exógenos los responsables de envejecer la piel prematuramente; el envejecimiento exógeno está dirigido desde el exterior y puede ser minimizado con los cuidados permanentes.

Entre estos podemos enumerar:
La radiación Ultravioleta (UV) y los radicales libres
El tabaco y el alcohol
Las influencias ambientales y climáticas
Las señales del envejecimiento cutáneo se comienzan a manifestar a partir de los 40 años de edad; éstas no están necesariamente relacionadas con el proceso general de envejecimiento, pues dependen, en gran medidad, de los factores externos que han actuado de forma constante en la piel.
Cuando la piel se expone de manera intensa y permanente a la luz del sol, tiende a envejecer prematuramente. Estos efectos está acentuados en personas con piel clara, zonas descubiertas de la piel (cara, nuca, manos y antebrazos), personas expuestas a constantemente a una acción más intensa de la luz solar.
La radiación UV que actúa por periodos prolongados sobre la piel provoca alteraciones degenerativas crónicas. Los signos de envejecimiento se desarrollan prematuramente y su magnitud está relacionada directamente a la intensidad y duración de la exposición a la luz y el grado de sensibilidad de la piel.
Cuando la piel está cubierta, puede regenerar por si misma el estrato epidérmico basal con células nuevas, a diferencia de la piel que está constantemente expuesta a la luz del sol, pues en este caso, la radiación es tan intensa que la piel no alcanza a reparar todos los transtornos que los rayos UV le ocasionan. Esto, a su vez, hace que la epidermis se adelgace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada